Cadena TricolorChacarita Juniors

Chacarita 2 – Villa Dálmine 1: Esa rara sensación

Chacarita ganó, después discutiremos cómo. Lentini y Vazzoler, los goles para el conjunto de Vivaldo.

El triunfo de Chacarita no hace mas que poner paños fríos a una situación que estaba a punto de estallar. Desde abril que no teníamos una alegría. La cosa no está mejor pero siempre es bueno trabajar para mejorar con una victoria en casa.

Los cambios necesarios

Vivaldo supo ver que el horno no estaba para bollos y decidió poner a tres de larga data con la tricolor y uno que se supo amoldar bien.
Lazarte volvió de su lesión y, aún sin ritmo, completó un partido aceptable lidiando con las subidas de un Sansotre que parecía Jordi Alba. Re –tuvo un par de cierres que salvaron al equipo de lo que parecían contras letales-,y Sotose complementaron bien para contener al goleador del torneo, Ijiel Protti. Por su parte, Menéndez perdió y ganó de igual manera por su sector, en consonancia con el resto del equipo.

El eje de contención y salida

Sin dudas, el mediocampo de un equipo es fundamental, no sólo a la hora de salir jugando claro o buscar algún cambio de frente para despejar la jugada sino que también para cortar cuando es necesario y replegarse cuando los ataques son constantes. Rivero, Vismara y hasta Matías Sánchez lo hicieron de muy buena manera.

“El Burro” es pura entrega. Ya sabemos qué es lo que puede ofrecer. A “La Bruja” se lo vio mucho más rápido y con movimientos y pases más claros a sus compañeros, en relación a partidos anteriores. Y a Mati, a quien esperamos mucho tiempo, se lo vio enchufado, tanto a la hora de correr una pelota a la línea de fondo para asistir magistralmente a Vazzoler o para bajar a ser relevo del número 4.
Gómez fue de lo mejor de la cancha, cuando encaraba solo y cuando se asociaba con el 10 para hacer jugar. Mucho desparpajo y siempre para adelante. Se explica porqué la insistencia del DT para traerlo. Eso y más esperamos del medio de Chacarita.

La dupla del gol

Qué ansiedad el querer estar en las tribunas del estadio esperando un gol de Chacarita para gritar desaforado y abrazarse con el que esté al lado sin importar quién sea, quizá sólo comparte la pasión por los colores más lindos del mundo pero eso alcanza y sobra para ser parte del scrum emotivo del que somos parte cada vez que la pelota atraviesa la línea del arco.

Lentini, en mi opinión, aún con movimientos cansinos que por momentos irritan, fue quien hizo despabilar a todo Villa Maipú sobre el final del primer tiempo, cuando Chacarita no jugaba bien y parecía más cercano el gol de la visita.
Previa mención a Sánchez y su corrida para meter el centro sobre el fondo del área y ahí estaba Vazzoler, rememorándonos los goles que convertía Salinas, ingresando con toda la potencia y haciendo inútil el esfuerzo del defensor de Dálmine,  reviviendo así a todo San Martín tras el balde de agua fría que fue el empate transitorio de Jourdan.

A por el sojero

La próxima será en Carlos Casares, una nueva localidad de Buenos Aires para visitar con el tricolor, ante Agropecuario (que viene de caer ante Mitre de Santiago del Estero), el lunes a las 21.

El funebrero volvió a ganar desde aquella noche en Quilmes ante Estudiantes, y casi que nos habíamos olvidado de qué era el triunfo y mucho más: qué se hacía en esos casos. Fue como una rara sensación.

Jonatan Gramuglia
@GramugliaJoni

Etiquetas
NdR Talleres | Ciclo 2019

Jonatan Gramuglia

Periodista / Staff Mundo Chaca / Cadena Tricolor / NdR Radio

Artículos relacionados

Leé también

Cerrar
Cerrar