Cadena TricolorChacarita Juniors

Chacarita 2 – Agropecuario 2: A dejarse de joder

El comentario de Jonatan Gramuglia

No somos la UAI Urquiza, no somos Temperley ni cualquier equipo al que no le importa en qué categoría está jugando. Somos Chacarita. Basta de planteos defensivos, basta de salir a ver qué pasa, basta de dejar que el rival de turno haga lo que quiera.

Una sola variante propuso el técnico con respecto a la victoria ante Deportivo Maipú: el ingreso de Nieto por Baiardino. Ya de por sí, junto a Gustavo Hoyo no entendíamos porqué no jugar con dos delanteros, de local y ante Agropecuario.

ASÍ NO

El primer tiempo comenzaba cómo no lo esperabamos: Chacarita presionando alto y recuperando la pelota en el mediocampo. De esa manera, estaría cerca en un puñado de ocasiones. Todo esto en los primeros 5-7 minutos.

A partir de ese momento, NADA SERÍA IGUAL. Porque el equipo de Aldirico se volcó sobre su propia área y le cedió la pelota al elenco de Carlos Casares. Por supuesto, esto contrajo lo de siempre, que el equipo rival maneje los hilos del partido moviendo la pelota de un lado al otro y generando varias situaciones de gol.

CHACARITA TIENE LA OBLIGACIÓN DE SER PROTAGONISTA SIEMPRE. TENGA UN GRAN PLANTEL O JUGADORES LIMITADOS. ESTO, PARA EL TÉCNICO DE TURNO, DEBE SER LA PREMISA.

Aguantando los embates del sojero, se moría el primer tiempo cuando el 10 visitante habilitó al “Vikingo” De Matei (ese que reúne todas las condiciones para ser el 2 de Chaca), quien con cara interna del pie derecho colocó la número 5 junto al palo diestro de Trípodi para el 0-1.

De Devoto a la resurrección

El comienzo del segundo tiempo mantuvo la tónica del primero, con Agropecuario tocando el balón en las narices de los hombres tricolores sin que estos reaccionen. Todo dado para una catástrofe.
Para peor, sin reacción sobre banda derecha, el 10 tuvo tiempo de robar una pelota, tropezar, DESDE EL PISO habilitar al 9 que metió una pelota hermosa al segundo palo de Trípodi que, otra vez, no tuvo nada para hacer. 0-2 y faltaban 40 minutos.

PEEEEEERO, BENDITO PERO, el segundo tanto cacheteó al técnico que le dio ayuda a Ibáñez sumando a Perdomo y compañía a Fergonzi con el ingreso de Baiardino. Además, ADELANTÓ LA LINEA DEFENSIVA QUE HABÍA METIDO ATRÁS EN EL PRIMER TIEMPO.
Allí Chacarita recuperó la pelota y el terreno cedido, porque al presionar alto, como en el principio del partido, la pelota duraba más tiempo en los pies tricolores.

Por cosas como estas llegaron los dos goles, porque Vega se ubicó a espaldas de Lazarte y desde allí envió dos centros a la puerta del área. Primero Nieto, de cabeza y después Ibáñez llegando a cruzar el remate. 2-2 con solo adelantar líneas y faltaba para el final.

Más friccionado pero con un Chacarita aún dominando el juego, todos creíamos que el técnico haría una modificación que impulsara el equipo hacia adelante. Pero no. Aldirico sacó a uno de los dos delanteros para poner un volante, y para peor, puso un delantero en el último centro del partido.
Empate en casa ante un rival limitado, al que le regalaste un tiempo por defenderte a toda costa y al cual casi le ganás si entraba el centro de Vega que se fue cerrando y pegó en el travesaño.

Aldirico, si sos hincha de Chacarita tenés que entender que hay que ir al frente siempre, por más limitaciones que tenga el equipo. Basta de defenderse desde el principio. Con doble 5 y dos delanteros se vio la mejor versión del equipo. A dejarse de joder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior

Adblock detectado

Los anuncios nos permiten seguir manteniendo la emisora. Copate y suspendé el Adblock ;)